domingo, 26 de febrero de 2012

MIMOS III

A este extraño mimo, lo encontré en Septiembre de 2011, en plena calle Real de La Coruña, desde lejos me llamó la atención un grupo de adolescentes en torno a él.Al principio me pareció algún tipo de espectáculo callejero con los chicos, ya que uno del grupo se acercó al mimo con una hoja de papel doblada y la pasó por el espacio entre el suelo y el mimo, con el fin de poder saber cuál era el truco del equilibrio del mimo.El mimo ni se inmutó, parecía levitar y por la expresión de su rostro parecía estar meditando. Tan profunda era su concentración que ni siquiera se movió, cuando poco después que desaparecieran los chicos, se acercó un viandante acompañado de un perro, que le ladró al no entender qué extraño ser estaba ante él.Eso si, hay un truco infalible que hace que todos los mimos se muevan, y este no iba a ser una excepción y así de agradecido se despidió de nosotros.

2 comentarios:

Lola dijo...

Es una maravilla. Que buenas fotos le has sacado

Wilma dijo...

Bueno es que el mimo generaba una atmósfera de mágia que quise "atrapar" con la cámara :)